Desde Enero 2011 la PNALC tiene una nueva pagina !

Dirección Nueva
http://www.afectadosleydecostas.net
See new webpage by clicking link above.

Inscribirse en la plataforma

Para formar parte de la Plataforma es imprescindible sufrir una situación de abuso o aplicación arbitraria o retroactiva de la ley de costas. Para inscribirse en la plataforma mandar un email a costasmaritimas02@gmail.com
explicando el nombre del colectivo, los datos de la persona de contacto, la zona del conflicto, la naturaleza del problema y por qué a su juicio se trata de un abuso o de una aplicación arbitraria, indebida o retroactiva.
"Para consultar un problema jurídico relativo a la aplicación de la ley de costas llamar a José Ortega al teléfono 629511225
Comentario sobre la página web :email afectadosleydecostas@gmail.com

martes, 10 de febrero de 2009

¿Cambios en la Ley de Costas?




Martes 10 de febrero de 2009

Para entender el revuelo que se ha formado estos días en torno a los pretendidos cambios en la Ley de Costas hay que entender primero lo siguiente: Te hacen un deslinde. Te quitan tu casa. En el mejor de los casos pretenden compensarte con un derecho de uso, para que te quedes como inquilino durante un tiempo limitado. Los sabios dicen que esto es una expropiación con una indemnización no en dinero, sino en especie. Como compensación es una birria, cuando no un fraude. Lo he dicho muchas veces, la última con motivo de mi intervención ante el Parlamento Europeo el pasado día 20 de enero. Pero al Tribunal Constitucional le gustó tantísimo y, hasta que consigamos que Europa nos ayude a cambiar las cosas, es lo que hay.Pues bien: el único objeto de esta pretendida reforma legal es la simplificación del trámite administrativo y que las concesiones se puedan vender a terceros y... eso es todo.
La mala práctica relativa a las concesiones formaba parte de mi "informe sobre aplicación abusiva de la Ley de Costas", que fue presentado en el Parlamento Europeo como queja contra España y que parece que ha puesto al Gobierno un poco tenso, ya que las concesiones en muchos casos ni siquiera se tramitaban, por lo que la jugada se podría resumir en una frase que causa espanto en el mundo civilizado: "expropiación sin indemnización".Pero este derecho de uso, incluso siendo una compensación tan pobre, ni siquiera se le reconoce a la mayoría de los ciudadanos. Por ejemplo, cuando el deslinde que se aprueba y te quita la casa es el primero que se tramita en la zona o cuando ya había un deslinde anterior que se la había comido, aunque la vivienda fuera de principios de siglo.
La única forma de defender la propiedad es discutir el deslinde y hay mucha gente que ha perdido ya todos los recursos judiciales. Cuando eso sucede, o la vivienda se entrega en concesión o se derriba. Y aunque sepa a poco, la única solución para muchos, para miles, es la concesión. Que les pregunten a los desafortunados propietarios del restaurante "Pepita", en Sagunto, derribado en 2008. Si Costas hubiera querido reconocérsela, aún estarían vendiendo paellas.
Por eso, en nombre de la Plataforma Nacional de Afectados por la Ley de Costas, y aprovechando que el proyecto de ley está en el Parlamento, he propuesto a los partidos una enmienda que permita que el derecho de concesión pueda reconocerse a esos otros supuestos. Con esto esperamos salvar del derribo a muchos ciudadanos inocentes.Lo sorprendente es que alguien está intentando convencer a los afectados de que con esto lo que he hecho es aceptar que las concesiones son pago suficiente, renunciar a la defensa de la propiedad, venderme al enemigo y entregar la plataforma al Gobierno a precio de saldo. Ya había visto en los noventa a algún torpe que se creía importante proclamar que "o la propiedad o nada".Estos líderes vecinales de salón se entregan al vicio nacional de hablar sin saber, nunca han tenido que presenciar un derribo, creen que pueden doblegar al Gobierno sólo por ser presidentes de una comunidad de vecinos e ignoran que para darles el capricho hay que reformar el artículo 132 de la Constitución. Ellos proclaman y piden, convencidos de que esta lucha es posible ganarla sin inteligencia.Claro que los que mandan estos mensajes esconden malas intenciones. Conozco por su nombre y apellidos a estas dulces criaturas y debo pedirles que dejen en paz a los cientos de personas a las que están engañando haciéndoles creer que una mejora en el régimen de las concesiones es lo mismo que una renuncia a la defensa de la propiedad.
Nada ha cambiado y nada va a cambiar.La lucha colectiva que hemos planteado en demanda de la justicia y la dignidad es seria y será duradera. La ganaremos si no nos dejamos llevar por charlatanes, frustrados y fracasados y si somos capaces de identificar correctamente al enemigo, que es el que está ahí delante, armado con el Boletín Oficial del Estado, las fuerzas de orden público y las palas mecánicas.

José Ortega es abogado.
http://www.diarioinformacion.com/secciones/noticia.jsp?pRef=2009021000_8_850721__Opinion-Cambios-Costas